miércoles, 2 de mayo de 2007

Auspiciadores de Papa Villa


El pasado Domingo 29 de abril se lanzó un nuevo capítulo de la serie Papa villa.
Dentro de este capítulo apareció un nuevo auspiciador: Quix, quien nos contestó de inmediato aclarando "La exhibición del comercial de Quix durante la franja de la serie nunca fue nuestra intención... dicha serie no comparte en absoluto los valores de la marca por lo que estamos haciendo todas las gestiones necesarias para sacar nuestro comercial de la franja. Esperamos tener solucionado este tema a la brevedad".
Quien persiste es Nokia pese a los reclamos de miles de chilenos.
¡Exígele a Nokia que dejen de auspiciar esta serie!, por atentar directa e intencionadamente contra nuestros derechos.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

lo mas facil para esto es lo siguiente: tener apagado los celulares NOKIA por 30 minutos o una hora pero solo en los NOKIA, asi las cias tomaran este caso o mejor los que tienen plan con las cias. telefoniacas que cambien su fono por uno nuevo ya sea SONY ERICSSON o MOTOROLA. SI O NO??

José Luis Bustamante dijo...

Me parece muy bien lo que dices. Tenemos que DESCONECTAR temporalmente a Nokia, pues auspicia una serie que atenta contra la dignidad y la honra de una persona, que en este caso es el Santo Padre, pero que podría ser cualquier hombre o mujer, de cualquier condición, por el solo hecho de ser tal.

Vuestro amable servidor dijo...

Quisiera pedir un poco de sentido común: es cierto, la serie es un ataque que hay que detener, pero no veo en qué un ataque a empresas secundarias pueda servir.

Creo que es malo no centrarse en el objetivo, que es la serie. Si empezamos a disgregarnos, el peligro de que el movimiento pierda toda seriedad es enorme.

Pediría que, si hay que reclamar contra Nokia u otros auspiciadores, se haga manteniendo el criterio.

Gracias,
Vuestro humilde servidor

Andrés Pérez de Arce A. dijo...

Creo que una empresa como Nokia, no necesita financiar a alguien que insulta gratuitamente a un porcentaje grande de la población.
Esa es la razón por la que hay que hacer algo contra la empresa.
Concuerdo con no perder de vista el tema central, pero a un ejército también se le vence cortándole las líneas de aprovisionamiento.